Yugopedia - La información silenciada de UE y EEUU sobre Yugoslavia

Imagen

RSS

Navegación





Búsqueda rápida
»
Búsqueda avanzada »

PoweredBy
Análisis de prensa de Diana Johnstone en París

París, 20 de enero 1999.

En la información de las televisiones y periódicos franceses aparecen pruebas, aparentemente desconocidas para los medios de comunicación estadounidenses, que sugieren que la "masacre de Racak" tan enérgicamente denunciada por el "inspector" de los Estados Unidos para Kosovo, William Walker – el cabeza impuesto de la OSCE (Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa)- fue un montaje.

Esto coincide con la información de la prensa alemana que indica que algunos miembros de la O.S.C.E. están enojados con William Walker.

Mientras tanto el inefable portavoz del gobierno, James Rubin, que se dejó entrever esta noche en la CNN entre los monótonos discursos sobre el proceso de destitución de Clinton , contestó a las preguntas de los periodistas en tono incluso más patriotero con respecto a los bombardeos de la OTAN que él y su novia, Christiane Amanpour, cuya historia de amor tanto debe a la causa anti-serbia.

Parece que los Estados Unidos siguen desorientados respecto a las dudas de surgen sobre la historia de la masacre y las únicas preguntas que pueden formular los periodistas estadounidenses bien pagados fueron variaciones sobre el tema "¿Por qué la cobarde OTAN no bombardea de una vez a los serbios?"

RENAUD GIRARD ha cubierto allí mismo prácticamente todas las guerras de desintegración yugoslavas para el periódico "Le Figaro". Aquí tenéis mi traducción aproximada, aunque precisa, de este artículo publicado el 20 de enero de 1999.

KOSOVO: ÁREAS OSCURAS DE UNA MASACRE

Las imágenes grabadas durante el ataque del pueblo de Racak se contradicen con la versión de los Albaneses y de la OSCE.

¿No mostró William Walker, encargado de la misión de la OCSE que vigila el alto al fuego en Kosovo, excesiva prisa cuando, el pasado sábado, acusó públicamente a las fuerzas de seguridad serbias de haber asesinado a sangre fría a cuarenta campesinos albaneses en el pequeño pueblo de Racak?

La pregunta merece ser considerada teniendo en cuenta una serie de hechos controvertidos.

Para ello es importante analizar los hechos del día en cuestión, el viernes, en orden cronológico.

Al anochecer, fuerzas de intervención de la policía serbia rodearon y atacaron el pueblo de Racak, conocido como el bastión de las guerrillas separatistas de UCK (Ejército de Liberación de Kosovo, ELK). No parecía que la policía tuviera nada que esconder puesto que a las 8:30 a.m. invitaron a un equipo de televisión (dos periodistas de AP TV) para grabar la operación. También se avisó a la OSCE, que mandó dos coches con matrículas diplomáticas americanas al lugar. Los observadores pasaron todo el día apostados en una colina desde la que podían observar el pueblo.

A las 3 p.m., un comunicado de la policía llegó al centro de prensa de Pristina en el que se anunciaba que se había matado a 15 terroristas del UCK y se había requisado un gran arsenal de armas.

A las 3:30 p.m. las fuerzas de la policía, seguidas del equipo de AP TV abandonaron el pueblo llevando consigo una pesada ametralladora de 12.7 mm, dos rifles automáticos, dos rifles con mira telescópica y unos 30 kalashnikovs hechos en China.

A las 4:40 p.m., un periodista francés condujo por el pueblo y se encontró con tres vehículos naranja de la OSCE. Los observadores internacionales estaban charlando tranquilamente con tres mujeres albanesas de mediana edad vestidas de civiles. Estaban buscando bajas civiles.

Al regresar al pueblo a las 6 p.m., el periodista vio a los observadores llevándose a dos hombres, que habían sido heridos levemente, y a dos mujeres. Los observadores, que no parecían estar especialmente preocupados, no mencionaron nada en particular al periodista. Sólo dijeron que eran "incapaces de evaluar el número de bajas de la batalla"

La escena de los cadáveres de Albaneses vestidos de civiles y alineados en una zanja que conmocionaría al mundo entero no fue descubierta hasta la mañana siguiente hacia las 9 a.m. por dos periodistas, a los que les seguirían rápidamente dos observadores de la OSCE.

Por entonces el pueblo se había tomado por soldados armados de la UCK, quienes enseguida condujeron a los visitantes extranjeros al supuesto lugar de la masacre. A las 12 a.m. aproximadamente llegó William Walker en persona y expresó su indignación.

Todos los testigos albaneses dieron la misma versión: al mediodía la policía entró por la fuerza en las casas y separó a las mujeres de los hombres, a quienes llevaron a las colinas para ejecutar sin más.

Lo más controvertido del asunto es que las grabaciones de los periodistas de AP TV, que publicó ayer Le Figaro, contradicen rotundamente esa versión.

De hecho era un pueblo vacío al que entró la policía por la mañana pegándose a las paredes. El tiroteo fue intenso puesto que estaban siendo tiroteados desde las trincheras del UCK cavadas en las laderas. La lucha se intensificó en las cumbres de las colinas sobre el pueblo. Los dos periodistas de AP, que observaban desde abajo, se percataron de que las guerrillas del UCK, que estaban rodeadas, estaban intentando huir desesperadamente. Algunos lo consiguieron tal y como la policía misma admitió.

¿Qué pasó en realidad? ¿Pudo el UCK durante la noche haber recogido los cuerpos, muertos por balas serbias, para que pareciera una escena de masacre a sangre fría? Un hecho controvertido: el sábado por la mañana los periodistas sólo encontraron unos pocos cartuchos alrededor de la zanja donde supuestamente ocurrió la masacre.

¿Buscada inteligentemente el UCK convertir una derrota militar en una victoria política? Sólo una investigación internacional creíble puede disipar estas dudas. Así la reticencia del gobierno de Belgrado, que ha negado rotundamente la masacre, parece incomprensible.

FIN Breve Comentario: No del todo incomprensible puesto que Belgrado está convencido de que la "comunidad internacional", conducida por los Estados Unidos, tiene la determinación de culpar a los Serbios para así justificar los bombardeos de la OTAN. La precipitada y virulenta condena de William Walker por la masacre "más horrenda" que había visto (¡después de cuatro años en El Salvador!), sin mencionar las funestas "capturas" de Serbo-Bosnios acusados de crímenes de guerra, ha venido a confirmar la opinión de la mayoría de los serbios, es decir que sólo pueden esperar condenas injustas, no justicia, de estos "investigadores".

Hay dudas sobre la realidad de la "Masacre de Racak", incluso en Le Monde, que ha conducido la cruzada contra los serbios. Sin embargo el corresponsal de Le Monde mandó la siguiente información desde Pristina

¿FUERON LOS MUERTOS DE RACAK MASACRADOS A SANGRE FRÍA?

La versión de los hechos de los Kosovares deja varias preguntas sin resolver. Belgrado dice que las 45 víctimas eran terroristas del UCK caídos en combate, pero se niega a cualquier investigación internacional.

¿No es la masacre de Racak demasiado perfecta?. Nuevos testimonios, obtenidos el 18 de enero por Le Monde, arrojan dudas sobre la veracidad del horrible espectáculo de docenas de cuerpos amontonados de albaneses supuestamente ejecutados sumariamente por las fuerzas de seguridad serbias el pasado viernes. ¿Fueron ejecutadas las víctimas a sangre fría, como dice el UCK?

ScrewTurn Wiki version 3.0.5.640. Some of the icons created by FamFamFam.