Yugopedia - La información silenciada de UE y EEUU sobre Yugoslavia

Imagen

RSS

Navegación





Búsqueda rápida
»
Búsqueda avanzada »

PoweredBy
Jordi Ros

Una de las consecuencias de la reciente resolución de la Corte de la ONU sobre Kosovo y que ha pasado desapercibida ha sido el inesperado aumento de las cifras de muertos de la guerra de 1998-1999 que han pasado de los 10.000 que se daban por ciertos desde el año 1.999 hasta ahora a los 13.000 actuales. El motivo de este reajuste al alza, que por supuesto ha sido replicado de manera acrítica por todos los medios de comunicación ha sido la necesidad de mantener que la mayoría de víctimas fueron albanesas, cosa que con las cifras que había hasta ahora no era así... y sigue sin serlo.

De hecho ninguno de los medios que ha reproducido estas cifras se ha preocupado de desglosar las víctimas de esta guerra por comunidades, ya que si lo hubiesen hecho las conclusiones a las que habrían llegado habrían podido ser políticamente incorrectas y embarazosas. Sin embargo cuantificar estas víctimas no es tan difícil:

Víctimas serbias:

Las cifras de muertes serbias de la guerra de Kosovo (1998-1999) eran hasta ahora: (datos de Wikipedia) :

  • Según la OTAN 5.000 militares y 500 civiles. La cifra de 500 muertos civiles está basada en un informe parcial de Human Rights Watch que analizaba 90 acciones de la OTAN (de las 38.000 que realizaron durante la campaña de bombardeos) , especialmente las que habían causado "daños colaterales" y llegaba a esa conclusión, por lo que hay que deducir que la cifra real tenía que ser superior.

  • Según Serbia: Según el gobierno serbio las cifras de muertos ascendieron a entre 576 militares y entre 1.200 y 5.700 civiles, 89 de los cuales eran niños.

Promediando ambas cifras, un total creíble se situaría entre un mínimo de 5.600 y un máximo de 6.200 muertos

Asesinados por el UCK

Las víctimas de actividades terroristas provocadas por el UCK (Ejército Liberación Kosovo) antes y después de los bombardeos fueron:

  • Entre 1998 y marzo de 1999 el UCK habría cometido un total de 1.275 asesinatos o desapariciones.

  • Después de marzo de 1999 los asesinatos ascendieron a más de 1.000 personas (dato de Human Rights Watch) a las que habría que añadir un total de 1.154 secuestrados de cuyo paradero nunca más se ha sabido nada y que presumiblemente fueron asesinados.

La cifra por tanto de víctimas del UCK ascendería a por lo menos 1.275 personas antes de los bombardeos (el gobierno yugoslavo llegó a cuantificar esta cifra en 3.275 personas) y a 2.154 después del final de la guerra, con un total que se situaría sobre las 3.429 personas

Muertes albanesas

Las cifras de muertes albanesas, que aún hoy se defiende que fueron víctimas de un "genocidio" (?) ascendieron a 2.108 cadáveres contabilizados en 1999 a los que hay que añadir cifras aisladas de cadáveres hallados con posterioridad en varias fosas comunes, con un total de 800 cuerpos en 2001 y otros 200 este mismo año hasta un total máximo de 3.100 muertes.

Estas víctimas incluyen tanto los de la violencia cometida por paramilitares serbios después de iniciados los bombardeos como inmediatamente antes, durante los combates entre el UCK y el ejército yugoslavo

A esta cantidad hay que sumar 1.862 personas desaparecidas que daría una cifra total de víctimas albanesas que ascendería a 4.970 personas (Una estimación que coincide con la que realizó la fiscal Carla del Ponte ya en 1999 cuando apuntaba a una cifra de entre 4.500 y 5.000 víctimas).

Resumen

En resumen, el balance por tanto de las muertes de la guerra de Kosovo ascendería a:

  • 5.600 serbios muertos en los bombardeos; otros 3.400 asesinados por los kosovares (en su mayoría serbios) con un total presumiblemente próximo a las 9.000 víctimas

  • Y un máximo de 4.970 albaneses asesinados (cifra que incluiría la totalidad de los desaparecidos a día de hoy)

El total de muertes realista ascendería a unas 13.900 personas , de las que sólo un tercio serían albanesas y el resto serbias y del resto de comunidades.

En el supuesto de considerar la cifra más baja de víctimas de los bombardeos de la OTAN, que asciende a 3.502 personas y le añadiésemos la cifra más baja de asesinados por el UCK antes de los bombardeos que ascendería a 988 personas (obviando 287 secuestrados que nunca aparecieron), la cifra llegaría a las 4.490.

Si a éstos les añadimos la cifra de los serbios asesinados entre 1999 y 2001 que asciende a 1.000 personas (obviando también a 1.200 desaparecidos que nunca aparecieron vivos) la cifra total de serbios asesinados se situaría sobre las 5.490 personas, cifra que supera a la cantidad máxima posible de muertos albaneses por la violencia serbia, lo que evidencia que hablar de "genocidio" de los albaneses a manos serbias es ridículo e irreal

Los medios de comunicación que insisten en mantener que la "independencia" de la provincia serbia está justificada por el "genocidio" sufrido por los albaneses son los mismos que el 17 de marzo de 1999 publicaban la opinión (delirante) de Davis Shaffer, portavoz del Departamento de Estado americano que justificaba la guerra por el fusilamiento (?) de 100.000 albaneses a manos serbias; cifra que a principios de mayo de 1999 era elevada hasta el medio millón de muertes. A finales de ese mes el secretario de defensa defendía abiertamente la cifra de 100.000 fusilados y pocos días después el Departamento de Estado elevaba esta cifra hasta la dramática cantidad de 225.000 muertes (calificadas alegremente como el "mayor genocidio de la historia después de Hitler").

Todos ellos no formularon objeción alguna al baile de cifras de muertes que se les ofrecía y guardaron silencio cuando tras la llegada de las tropas de la OTAN se evidenció la desconcertante realidad que esos cientos de miles de cadáveres supuestamente fusilados sencillamente no existían.

El 17 de abril de 1999 los aviones de la OTAN atacaron el barrio de Batajnica en Belgrado con bombas de racimo prohibidas por las convenciones internacionales. Una de ellas entró en la casa de la familia Rakic y le voló la cabeza a su hija Milica, de tres años, una de las 89 víctimas infantiles de los bombardeos de la OTAN

Pocos días después, su secretario general, el socialista español Javier Solana declaraba ufano a Der Spiegel: "Deberíamos estar orgullosos de lo que estamos haciendo".....

Como escribió Tácito hace dos mil años: Ubi solitudinem faciunt, pacem appellant (Donde hacen un desierto dicen que han establecido la paz).

ScrewTurn Wiki version 3.0.5.640. Some of the icons created by FamFamFam.