Yugopedia - La información silenciada de UE y EEUU sobre Yugoslavia

Imagen

RSS

Navegación





Búsqueda rápida
»
Búsqueda avanzada »

PoweredBy
Cuando vi esta foto por primera vez, en una primera impresión, me parecieron dos buenos amigos pasándolo bien. Me recordaba a los tiempos que pasé en el ejército. Una buena foto, llena de vida y alegría.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Historia de una imagen: Ustachas cubiertos con la sangre de sus victimas Sin embargo, todo es muy diferente. Sus caras y sus manos están literalmente cubiertas de sangre humana.

Ambos son miembros de una formación Ustacha (Ustaša), que en 1941 cometió crímenes indescriptibles sobre aquellos que creían indignos de vivir. Resulta irreal que alguien que mató a un hombre, una mujer o un niño, hace apenas unos minutos, pueda reírse y parecer feliz y ajeno a la atrocidad que acaban de cometer.

Esta instantánea fue tomada en el campo de concentración de Jasenovac, uno de los lugares más espantosos de la historia. El principal objetivo era torturar a sus víctimas y las humillarlas de modo más horrible posible antes de asesinarlos. Al mismo tiempo, los guardias croatas del campo disfrutaron de administrar tortura.

En esta fotografía está el ustasha Miško Ratković, nativo de la ciudad de Trilj en Dalmacia y su colega croata cuyo nombre, no he podido averiguar. La foto fue tomada a finales del verano de 1941, probablemente en algún lugar dentro del complejo de la fábrica de muerte de Jasenovac.

Los asesinos croatas aparecen en la foto burlándose y riéndose después de un día de cruel masacre, cubiertos de la sangre de niños serbios inocentes, mujeres y ancianos.

Esta escena es tan surrealista e increíble que, incluso hoy, un importante número de serbios no saben nada sobre esta foto y del tipo de personas involucradas en la muerte de sus compatriotas, su ideología y símbolos que usaron para obtener la muerte.

Historia de una imagen: Ustachas cubiertos con la sangre de sus victimas Los ustachas eran una milicia radical, racista y ultranacionalista croata fundada en 1929 por Ante Pavelić, que perpetraba atentados y sabotajes para desestabilizar a Yugoslavia mediante una violencia terrorista con crueldad extrema. Cuando la Alemania nazi invadió Yugoslavia, Hitler optó por dividirlo en dos partes: Serbia y el Estado Independiente de Croacia, donde los ustachas manejaban un gobierno títere. Teniendo el poder gracias al Eje y el apoyo de la Iglesia croata, los ustachas implantaron un régimen totalitario y genocida.

Entre 1941 y 1945 los ustachas construyeron al menos 25 campos de exterminio. El más cruel fue el de Jasenovac al mando de Miroslav Filipovic, un fraile franciscano y capellán militar conocido como "Padre Satán". En este campo no se limitaron al asesinato sistemático, en el que murieron más de 700.000 personas mediante los métodos más crueles que se puedan imaginar: Empalados, a hachazos, degollados con una sierra, a mazazos...

Historia de una imagen: Ustachas cubiertos con la sangre de sus victimas Fueron especialmente crueles con las mujeres. Tras violarlas, les cortaban los pechos y los brazos, mientras que a las embarazadas les abrían el vientre para sacar el bebé no nacido y matarlo. Ni siquiera respetaban a las ancianas, a las que sacaban los ojos y enterraban vivas.

Un fraile franciscano y teniente ustacha, llamado Petar Brzica ostenta el terrible y sanguinario récord mundial de degollamiento en el campo de concentración de Jasenovac. Degolló a 1.360 serbios con la única ayuda de un "srbosjek", que se viene a traducir como "corta serbios", un chuchillo especial que se ajustaba a la mano mediante un correaje.

Los ustachas eran tan crueles que hasta los mismos nazis estaban espantados por sus actos. Como dijo en una ocasión el oficial alemán Herman Neubacher: "es el crimen más feroz de la historia, que solo se puede comparar con el infierno de Dante".

Historia de una imagen: Ustachas cubiertos con la sangre de sus victimas Otra muestra de la crueldad de los ustachas la relata el periodista italiano Curzio Malaparte, en un reportaje, donde aseguró que durante una entrevista con Ante Pavelic en el despacho de Hitler, vio un cesto de mimbre que "parecía estar lleno de mejillones u ostras sin concha", pero que el mismo fascista le explicó sonriendo que se trataba de "un regalo de mis leales ustachas. 20 kilos de ojos humanos".

Entre los ustachas gustaba coleccionar partes de cadáveres, como collares hechos con la lengua, los ojos y las orejas de sus víctimas. Incluso en algunas ciudades croatas se vendían ojos de serbios.

La imagen original forma parte del archivo del Museo de Yugoslavia, en Belgrado.

Para saber más: Ustashas: El Ejercito Nazi De Perón y El Vaticano, de Ignacio Montes de Oca Portal de Noticias de MontenegroPortal de Noticias de Montenegro Politically IncorrectContexto y AcciónHistoria SerbiaRedditWikipediaWikipedia



Fuente Original -> http://www.elcajondegrisom.com/2020/06/historia-de-una-imagen-dos-ustachas.html?showComment=1612825722231#c14586819205205062





ScrewTurn Wiki version 3.0.5.640. Some of the icons created by FamFamFam.